¿QUIEN TRAE A QUIEN?


 

El niño llega a la consulta de la mano del adulto. La participación conjunta de la familia y del entorno social y escolar del menor puede ayudar a evitar su señalamiento y abordar la problemática de manera más eficaz.


Los niños disparan la alarma a través de los síntomas: pesadillas, dificultades de aprendizaje, retrocesos en la etapa evolutiva... Alarmas que debemos escuchar y atender para poderles ayudar a avanzar. El tiempo por  sí solo no resuelve, más bien agrava y complica situaciones que podían haberse superado de manera mas rápida y eficaz.

 

 

Problemáticas habituales

 

  • Terrores nocturnos.
  •  Miedos, fobias.
  •  Ansiedad.
  •  Baja autoestima.
  •  Problemas de relación.
  •  Problemas de conducta.
  • Depresión.
  • Impulsividad.
  • Obsesiones.
  •  Tics.
  •   .....